Atlético de Madrid 32-28 Cuatro Rayas: a punto de la machada

El conjunto de Juan Carlos Pastor realiza uno de los mejores partidos de esta temporada pero es doblegado por un Atlético de Madrid que se ayudó en la gran actuación del croata “Maravilla” Balic.

El inicio de partido de los pucelanos hizo soñar con una victoria que se esfumó cuando el croata empezó a sacar su repertorio de magia.

Milos intenta frenar a "maravilla" BalicVisitaba el Cuatro Rayas una de las dos plazas más difícil de torear. Segundo contra penúltimo o lo que es lo mismo, dos polos opuestos en la clasificación. Con el pensamiento de que este no era su partido, el Cuatro Rayas entró en el partido sin tensión, ni nervios. Esos momentos en el que la gente se deja llevar sabiendo que no tiene nada que perder, pero mucho que ganar. Por ello, se pudieron ver los que pueden ser los mejores minutos de esta temporada. Los de Juan Carlos Pastor empezaron el partido arrasando, con Patrick Eiler otra vez como filón ofensivo, empezaba a dar la sorpresa en los primeros minutos con un 2-6 a favor.

No dudó ni un instante el Talant Dujshebaev a la hora de solicitar un tiempo muerto y arengar a los suyos sabedor de que cualquiera te puede dar un susto. Esto hizo que los toros más peligrosos de la manada salieran al ruedo del Palacio de Vistalegre. El croata Balic y el macedonio Lazarov empezaron a amochar de una manera intensa y pronto la corrida empezó a cambiar de rumbo con un demoledor parcial de 6-1 que ponía un 8-7 en el marcador.

A pesar de ello, los de Juan Carlos Pastor no querían que ese gran inicio de partido se viese fulminado. A pesar de que los madrileños ajustaron su defensa, sobre todo con Eilert, la pareja formada por César Pérez y Gonzalo Porras tomó el protagonismo. Ambos cogieron responsabilidad y hicieron ver que pueden ser dos jugadores importantes para los vallisoletanos.

Pero el toro ya era muy difícil de parar. En especial la furia que salia de la figura del macedonio Lazarov que era imposible de torear y maniatar y que, gracias a él, permitió que los madrileños se fueran con tres goles de ventaja al descanso 17-14.

En la reanudación, y con el Cuatro Rayas con un hombre menos, el Atlético de Madrid consiguió una renta en el marcador que hacia ver que el partido se iba a quedar en casa. Una superioridad muy bien ejecutada permitió que los hombres de Talant se fueran en el marcador con un 21-15. Seis goles de ventaja que quitaban las esperanzas de los vallisoletanos.

Con esta ventaja, Talant puso en pista a Antonio Díez en la portería. Poco pudo hacer el joven cancerbero ante un Cuatro Rayas envalentonado. Esta valentía hizo que lograse un parcial de 3-6 que volvía a meter de lleno en el partido y que aun hacía soñar a la parroquia pucelana.

Puro espejismo. No pudo ser y el Cuatro Rayas sumó una nueva derrota  por 32.28en esta Liga Asobal que le sigue colocando en el penúltimo puesto de la clasificación. A pesar de no sumar, el conjunto de Juan Carlos Pastor demostró que tiene el potencial suficiente para retomar la situación que vive actualmente y que dará mucha guerra hasta final de temporada.