El Valladolid mantiene la ventaja y ahoga al Depor (0-0)

Empate justo el que se vio en Riazor la tarde noche del lunes. El Depor, necesitado de puntos y con su entrenador, Oltra, en la cuerda floja, solo inquietó a los pucelanos en el último tramo de la segunda parte y seguirá como farolillo de rojo de la clasificación. El Real Valladolid hizo un partido aseadito y serio, pero como bien dijó Djukic en la rueda de prensa post partido, “les faltó ambición”.  Y es que, a pesar de ser algo superiores durante el encuentro, los gallegos demostraron estar bastante tocados y el Valladolid tuvo la oportunidad de darle una estocada casi mortal.

En la primera mitad, los jugadores del Deportivo de la Coruña empezaron fuerte y dominaron a placer los primeros compases. A base de corners y con Bruno Gama, como principal arma, los de Oltra acogotaron a los vallisoletanos en su área, aunque sin grandes ocasiones de peligro. Tuvo que ser, como siempre, Óscar quien despertara a los visitantes con una doble ocasión clamorosa. Germán Lux, que salió en detrimento de Aranzubia, logró atajar primero un buen cabezazo y sobre todo, el rechace del mediapunta pucelano. Muy pocos partidos ha jugado el argentino este año ,pero curiosamente,  los dos que su equipo ha jugado contra el Valladolid y en ambos, cuajando muy buenas actuaciones. A partir de ese instante, los blanquivioletas se hicieron con el dominio del esférico, hasta que Pérez Montero decretó el final de la primera mitad.

En ese final de primera mitad fue cuando más débil se mostró el Dépor y el Valladolid fue poco ambicioso. Prefirió mimar la pelota y dormir el choque, ya que el empate se suponía bueno. Finalmente, el resultado les dio parte de razón, pero quien sabe si con algo más de mordiente los de Djukic se hubieran llevado la victoria. No obstante, no quiso o no pudo. Manucho tuvo su peor partido de la temporada. Fue un partido del Valladolid de segunda (en el estilo), con más toque y menos balones para que Manucho luchara por alto y el angoleño, por abajo, flojea y la baja de Patrick Ebert,  se presume fundamental, sobre todo si Bueno se muestra tan desaparecido.

En la segunda parte el los gallegos volvieron a salir fuerte. Varios tiros lejanos de Riki y la verticalidad de Pizzi ponían en apuros la portería de Dani Hernández, que por cierto, estuvo notable. Oltra se fue con todo y sacó a Camuñas, Salomao y Nelson Oliveira y los dos últimos tuvieron el partido en sus botas. El primero falló un gol en el área pequeña del Valladolid sin portero, precedido no obstante, de un fuera de juego no pitado a Laure. El segundo, con un disparo lejano que rozó el palo visitante. Sólo en el tiempo de descuento, el Real Valladolid tuvo su momento con una oprtunidad de Javi Guerra, que recortó bien dentro del área, pero disparó desviado y con una internada del canterano Rubén Peña, que no acertó a dar el pase de la muerte a tiempo, al ariete malagueño.

Un empate valiosísimo para los pucelanos, que siguen mostrándose como un seguro en defensa, esta vez con Sereno y Marc Valiente de centrales. El Deportivo se queda como último clasificado con 12 puntos. Nueve puntos por encima de ellos sigue el Valladolid, en octava posición, que está realizando un comienzo de temporada, que ni soñado

Fotos: Facebook del Real Valladolid