El Valladolid sigue sumando

Real Valladolid y Valencia empataron a uno en el José Zorrilla. Primero Cissokho al rematar una falta botada por Guardado y luego Víctor Pérez de penalti fueron los encargados de establecer un justo empate.

Los visitantes empezaron mejor el partido e hicieron valer su superioridad en los primeros compases del choque. Los de Pellegrino presionaban la salida del balón del Valladolid y de esa forma, controlaron todas las líneas de juego. Aprovechando los errores que forzaban a los pucelanos y sobre todo a balón parado, creaban peligro. Y así llegó el primero. Cissokho, lateral de los valencianos, remataba dentro del área una falta de Guardado, justo después de que Parejo hubiera estrellado otro libre directo en el travesaño. Dani Hernández debió salir y Víctor Pérez perdió la marca, pero el gol era merecido.

A partir del gol, el Valencia se conformó, dejó de achuchar a los pucelanos y retrasaron líneas. Error garrafal que bien pudo ser motivado por órdenes del mister o porque a Banega, motor del Valencia y que reaparecía como titular, se le acabó la gasolina. Los de Djukic tomaron el mando del partido y aunque sin demasiada profundidad, empezaron a acercarse a la portería de Diego Alves. La mejor, un gran disparo de Bueno que se fue al palo.

La segunda mitad  continuó con el mismo guión, un Valladolid, que lo intentaba pero no llegaba a crear ocasiones claras de gol. No obstante, el Valencia tampoco inquietaba y los blanquivioletas estaban luchando de tú a tú con un equipo Champions, con una defensa impecable y la línea de medias puntas asociándose con peligro. En una jugada aislada llegó la jugada que marcó el encuentro y daría el empate al Valladolid.  Manucho peinó por enésima vez un balón largo y Omar, velocísimo, ganó la espalda de  la defensa che para, finalmente, caer derribado por Cissokho. Roja, penalti y gol de Víctor Pérez. El Valladolid tuvo 10 minutos en los que dio muestras de poder llevarse la victoria, pero el Valencia reaccionó y a balón parado dio varios sustos. Empate justo.

El Valladolid con 15 puntos continua octavo y 5 puntos por encima del descenso. Lo más importante es que demuestra saber adaptarse a cada tipo de partido y que, en todos ellos, sabe competir. Mucho que mejorar el Valencia, sobre todo Pellegrino, que no aprovecha la plantilla a su disposición y solo ha conseguido dos puntos a domicilio.