Hacienda reclamará a Ikaki Urdangarín y Diego Torres 470.000 euros por el caso Nóos

FILE - In this Feb. 26, 2012 file photo, Inaki Urdangarin, Duke of Palma and the Spanish King's son-in-law, arrives at the courthouse of Palma de Mallorca on the Mediterranean resort island of Mallorca, Spain. Prosecutors have asked a judge to set bail of euro 8.2 billion ($10.5 billion) for the King of Spain's son-in-law and his former business partner ahead of their possible trial in a corruption case troubling the monarchy for the past two years. Inaki Urdangarin has not been charged with a crime but is a suspect in a case in which he and his partner allegedly funneled some euro 5 million in public money their nonprofit foundation received for conferences between 2004 and 2006 to other companies they controlled. The court in Palma on the Mediterranean island of Mallorca said Wednesday Nov. 21, 2012, the judge will study the petition. He is married to the king?s second daughter, Princess Cristina. (AP Photo/Manu Mielniezuk, File)El Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su exsocio Diego Torres han sido citados a declarar como imputados ante el juez José Castro por un supuesto fraude fiscal de unos 470.000 euros, según los datos suministrados por la Agencia Tributaria, en base a los que la Fiscalía imputa a ambos un delito contra la Hacienda Pública por el impago del Impuesto de Sociedades y otros dos por el IRPF en el caso del marido de la Infanta Cristina.

Además, la Agencia Tributaria de Cataluña les atribuye haber defraudado 230.979 euros del impuesto de sociedades a través del Instituto Nóos durante el año 2007 por gastos ficticios, mientras que eleva a más de 120.000 euros cada una de las cuotas del IRPF que habría defraudado el yerno del Rey Don Juan Carlos en 2007 y 2008.

La Fiscalía afirma que, al margen de estos datos, la cuota defraudada podría modificarse al alza durante el curso de la instrucción debido a la existencia de más gastos deducidos por Nóos que responden al mismo patrón: facturas por servicios ficticios.

El magistrado ya manifestó en un auto que la aparición de nuevos hechos que pudieran revestir delito “no habrán de causar indefensión” a Urdangarin puesto que, aseguraba, de surgir nuevas sospechas “se le ofrecerá amplia posibilidad de que facilite su versión sobre ellas”, como ha acordado el juez después de que Hacienda presentase su informe.

En concreto, entre los gastos analizados por Hacienda se encuentran los procedentes de supuestos servicios prestados por sociedades relacionadas con ambos encausados, como De Goes Center for Stakeholders Management, Lobby de Comunicación, Nóos Consultoría Estratégica y Torres-Tejeiro Consultoría Estratégica, cuyas facturas “no responden a servicio real alguno”.