Renault desmiente el cierre de dos fábricas francesas si no hay acuerdo con los sindicatos.

El fabricante francés de automóviles Renault niega, en contra de lo publicado, que vaya a cerrar dos de sus fábricas si no hay acuerdo en las negociaciones existentes con los sindicatos sobre la competitividad de sus factorías.

La firma gala aclara además que el motivo de estas negociaciones es, de hecho, evitar el cierre de fábricas y los despidos, siempre y cuando haya un acuerdo con los representantes de los trabajadores, según un comunicado de la compañía.

En el plan que ha presentado Renault a los sindicatos se detalla la supresión de 8.260 puestos de trabajo hasta 2016 para conseguir el ahorro de 400 millones de euros anuales. A cambio recibirá una producción añadida  de 80.000 unidades anuales por parte de Nissan.

Al mismo tiempo, la producción de Nissan tendría su origen en el desacuerdo entre empresa y sindicatos sobre el plan de mejora de la competitividad de la planta de Barcelona.

Estas 80.000 unidades anuales corresponden a la fabricación, prevista por Nissan, de un nuevo modelo compacto del segmento C, al que optaba la factoría de la empresa en Barcelona que al final no se montará en España.